Anulada una autorización judicial basada en una presunción.


El Tribunal Supremo ha anulado un Auto judicial que autorizó a Hacienda a entrar en la empresa basándose en que había tributado por debajo de la media del sector, lo que inducía a pensar que podía haber estado ocultando ventas efectivas.


La corazonada o presentimiento, no basta

El Tribunal afirma que la corazonada o presentimiento de la Administración de que, por tributar un contribuyente por debajo de la media del sector, es un dato que por sí mismo no basta para concluir que se está incurriendo en fraude fiscal, ni menos aún que pueda justificar la entrada en el domicilio para cotejar datos que respalden la sospecha o la desmientan.


Por si acaso, no es motivo suficiente

El propósito prospectivo o indeterminado, por si acaso, tampoco justifica la entrada en el domicilio.


Cumplimiento de requisitos:

1. La autorización de entrada en el domicilio debe estar conectada con la existencia de un procedimiento inspector ya abierto y cuyo inicio se haya notificado al inspeccionado.

2. Por otra parte, en la solicitud de la Administración para entrar en el domicilio y en el auto judicial que la autorice debe figurar una serie de requisitos:

a) la finalidad de la entrada, con expresión de la actuación inspectora que se ha de llevar a cabo,

b) la justificación y prueba de su necesidad, de que es absolutamente indispensable o imprescindible, el único medio posible para conseguir la finalidad porque existen concretos, precisos y objetivos indicios de defraudación tributaria,

c) con explicación de cuál es el presunto ilícito y cuáles son los concretos indicios que permitan conocer su gravedad, seriedad y entidad, avanzando la cuantía del fraude o la deuda tributaria eludida,

d) explicando por qué ese registro domiciliario es instrumento único y eficaz para su constatación,

e) que han sido o podrían sr infructuosos otros posibles medios o medidas alternativas menos gravosas.


Es una información elaborada por los Servicios Jurídicos y el Departamento Fiscal de la Cámara de la Propiedad Urbana de Reus.

Puedes clicar aquí para ver el comunicado del Consejo General del Poder Judicial y también el contenido íntegro de la Sentencia de 1 de octubre de 2020 del Tribunal Supremo.  


Fuente: Consejo General del Poder Judicial, Comunicado de 7 de octubre de 2020 y Tribunal Supremo, Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección 2ª, Sentencia Nº 1231/2020, de 1 de octubre de 2020, Ponente: NAVARRO SANCHÍS, Francisco José.

Fotografía: jandresg01. Wdsk.

Ús de cookies

Aquest lloc web fa servir galetes per que tingueu la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostrapolítica de cookies, punxi l'enllaç per a més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies